La punción seca es una técnica semi-invasiva que utiliza agujas de acupuntura para el tratamiento de los Pintos Gatillo.

Diferentes tipos de puntos gatillo

Existen diferentes tipos de puntos de gatillo, o éstos pueden estar en diferentes estados. A continuación, enumeraremos y explicaremos brevemente cada uno de ellos
  • Punto gatillo activo: es siempre doloroso y tiene una respuesta de espasmo local a la presión. No permite el estiramiento completo del músculo y lo debilita, además de reproducir el dolor en zonas alejadas al punto donde se palpa.
  • Punto gatillo latente: solo duele cuando es palpado.
  • Punto gatillo central: íntimamente relacionado con las fibras musculares que no funcionan bien. Se localiza cerca del centro de la fibra muscular.
  • Punto gatillo clave: responsable de la activación de uno más puntos gatillo en la misma zona en el que se irradia el dolor, a los que se les llama puntos gatillo satélite. Cuando se desactiva el punto de gatillo clave los puntos de gatillo satélites también.
  • Punto gatillo satélite: punto de gatillo que se activa por un punto gatillo clave.
  • Punto gatillo primario: es el activado por un movimiento repetitivo o por una sobrecarga aguda o crónica sin que medie otro músculo en su activación.
DÉJANOS TU RESEÑA AQUÍ

Técnicas de punción seca

  • Punción superficial Consiste en la introducción de la aguja de acupuntura en la piel y en el tejido celular subcutáneo que recubren el punto gatillo a una profundidad máxima de 1 cm, sin llegar a penetrar en el músculo. Después de la punción superficial realizaremos un tratamiento conservador sobre el punto gatillo (explicado más abajo) para elevar el umbral del dolor y trabajar con más facilidad sobre el punto gatillo. En ocasiones, puede ser necesaria la estimulación de la aguja una vez que ha sido introducida en el tejido subcutáneo.
  • Punción profunda Consiste en la punción de los puntos gatillo situados en los músculos profundos, por ello las agujas deben introducirse hasta llegar al punto gatillo. El tamaño de la aguja que se va a emplear se determina de acuerdo a la profundidad del músculo en el que se encuentra el punto gatillo. Dentro de la punción profunda podemos encontrarnos con diferentes técnicas que difieren entre sí, sobre todo en el nivel de agresividad. Una vez que la aguja se encuentra dentro del punto gatillo va a ser necesaria su estimulación que se puede realizar, entre otras maneras; introduciendo y sacando la aguja del punto gatillo o haciéndola girar. Después, de la técnica de punción hay que realizar otro tratamiento superficial (como spray frío, movilizaciones, masaje, contracciones del músculo, etc.) con el fin de mejorar la efectividad de la técnica.